¿Una tercera Dosis? - PlataformaDemocratica.Com

 


¿Una tercera Dosis?



 Por: Cristian Hidalgo 

El Ing. Hiddekel Morrison, en los diplomados de gerencia de proyectos que imparte, al referirse a profesionales que ponen en ejecución un determinado «proyecto» desprovisto de una debida planificación, afirma ello constituye un «galloloquismo» (actitud estúpida y disparatada). Colijo que todos, alguna vez en la vida, de alguna manera hemos aplicado el «galloloquismo» a nuestras acciones cotidianas y profesionales; sin embargo, hay escenarios en los que esta figura es inadmisible e imperdonable; el gobierno es uno de ellos.


Aún cuando millones de personas en el país, mantienen cierto escepticismo o reservas con la inoculación para el Covid-19, el gobierno dominicano se destapa con que habrá una "tercera dosis" de vacuna para reforzar protección. Todo el tiempo he escuchado una vacuna de única dosis y otra de doble dosis; el tema de la TERCERA DOSIS es algo que surge ahora; ignoro si es una disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los fabricantes o un simple invento del gobierno dominicano. Sea lo que sea, aquí hay una realidad y es que se hace evidente que aún se ignora la eficacia o efectos de la vacuna.


Tanto ignoran las autoridades sanitarias la eficacia y efectos secundarios de la misma, así como el desenlace de quien se la aplique, que al presentarte a un centro de salud, te obligan a firmar un documento en donde primero declaras haber asistido por voluntad propia, cuando todos sabemos que el Pte. del Senado, Eduardo Estrella, anunció al país que conocerán una resolución que obliga a vacunarse; y por otro lado te hacen descargar de toda responsabilidad civil a las autoridades sanitarias.


Ello trae a mi memoria el escenario en que alguien que pretende construir una casa de dos niveles, por economizarse los honorarios de un ingeniero civil calificado y el arquitecto, contrata a un albañil que se hace llamar "maestro constructor". Como este sujeto no posee los mas elementales conocimientos de cálculos estructurales ni diseño arquitectónico; dibuja un cajón (al que llama plano); al no ser quien paga los materiales; para protegerse coloca el doble de columnas, en la losa coloca el doble de acero; en los hormigones dosifica con mayor cantidad de cemento y descontrol del agua, etc. Lo que ignora ese "galloloco" es que esa estructura es una candidata a fallar por exceso de acero; le transmite una innecesaria carga adicional a la zapata; sobre todo que sangra el bolsillo del propietario de la obra de una manera brutal.


Creo el gobierno debió esperar un mayor tiempo para anunciar esa tercera dosis; que al menos el 90 o 95% de la población se haya inoculado; ello, lejos de generar confianza en la población lo que siembra es pánico en quienes se han aplicado la primera y segunda dosis; y aumenta las reservas en quienes aún no se han aplicado ninguna. Bajo ninguna circunstancia estoy en desacuerdo o en contra de la vacuna; sin embargo, sí soy un abanderado de la sensatez, la prudencia y cordura con que deben manejarse los procesos; anunciar la "tercera dosis", no encaja en ninguna de ellas.

Share on Google Plus

Sobre POR LA REDACCIÓN

Para saber mas del Usuario entre a su perfil en las distintas Redes Sociales.

0 Comments :

Publicar un comentario