La amenaza de Haití para República Dominicana - PlataformaDemocratica.Com

 


La amenaza de Haití para República Dominicana


Por: Cristian Hidalgo. 

 Las repúblicas Dominicana y Haitiana, comparten la misma isla; sin embargo, si repasamos brevemente la historia de sus pobladores colegiremos que desde la génesis han sido dos pueblos completamente diferentes. La nuestra surge como nación (luego de algunos intentos fallidos) en 1844, por la imperiosa necesidad de marcar distancia con un pueblo que, mientras nuestro idioma oficial es el español, ellos tienen el Francés y Creole; nuestra religión se basa fundamentalmente en la fe cristiana, mientras ellos practican el vudú y rinden culto a Satanás y otros demonios; en nuestro país impera la paz, mientras en el occidente todo es caos, desorden;  y depredación ecológica.

Nuestra economía es una de las que más ha crecido en América en las últimas dos décadas, mientras ellos se han mantenido como  el país más pobre de la región, único que en 35 años ha tenido más de 20 gobiernos, cuyos presidentes han terminado derrocados o muertos. La situación que hoy se vive en el vecino país, nos invita a reflexionar, tener ojo avizor; desde la reciente ejecución del Presidente Jovenel Möise, todo puede suceder y nada será sorpresa; allí no existe la menor garantía hacia la vida, mucho menos a los derechos humanos. Nuestros nacionales que por alguna razón pernoctan en ese territorio, corren peligro de muerte; muy especialmente nuestra legación.

La situación es muy delicada y precisa de mente fría para tomarla con pinzas; cuales sean las decisiones a tomar en ese sentido, impactarán grandemente a nuestro país porque estamos hablando de una realidad que no es casual ni coyuntural, sino con la que estamos compelidos a vivir toda la vida. Se hace preciso el concurso del liderazgo nacional para tomar medidas drásticas y contundentes que no sólo comprometerían el actual gobierno, sino a los futuros por venir. Se precisa de madurez, tacto y olfato político para enfrentar la amenaza que nos supone la crisis haitiana; todo nuestro país (líderes políticos, sociales y empresariales) deben reunirse con ese propósito; es impostergable tomar serias decisiones de Estado.

Este país posee una sólida economía, pero por muy solidarios que seamos no podemos cargar la pesada cruz del pueblo haitiano. Mientras más pobre sea tu vecino, menos rico podrías ser tú; podremos buscar soluciones por ante los organismos multilaterales de los que ambos países somos signatarios, para que sea la comunidad internacional la que asuma esa agotadora carga y busquen soluciones a corto, mediano y largo plazo. Nosotros asumiríamos la cuota que nos pueda corresponder, no la carga total que nos han impuesto las circunstancias geográficas.

Ya lo ha advertido nuestro Presidente Luís Abinader, quien ha surcado su voz ante la comunidad internacional de su urgente intervención porque nosotros solos no podemos; se han tomado algunas medidas migratorias, se ha desplegado nuestras Fuerzas Armadas en salvaguarda de nuestra frontera; el Presidente ha manifestado que no obstante ser Haití nuestro segundo socio comercial más importante, entre comercio y seguridad, preferimos la segunda. En los actuales momentos el gobierno dominicano debe retirar toda nuestra legación y pedirles a nuestros nacionales que se encuentran en la parte occidental de la isla, que abandonen a la brevedad posible ese país aunque cunda el pánico; debemos cerrar hasta nuevo aviso la frontera y los mercados binacionales.

No obstante lo anterior, otorgarles un plazo de 48 horas a todos los ilegales que se encuentran en nuestro país para que lo abandonen voluntariamente; establecer grandes sanciones a quienes hospeden o contraten manos ilegales. Vencidas esas 48 horas, producir redadas en todo el territorio nacional, hasta limpiar esta nación de esa invasión pacífica que en las últimas décadas hemos sufrido. Decirlo es fácil y hacerlo traumático más no imposible. Es tiempo de marcar distancia, que pensemos en los intereses de nuestra soberanía por encima de los personales; si no tomamos medidas drásticas en este momento, mañana nos estaremos lamentando.

Share on Google Plus

Sobre POR LA REDACCIÓN

Para saber mas del Usuario entre a su perfil en las distintas Redes Sociales.

0 Comments :

Publicar un comentario